Entradas

Mostrando las entradas de marzo 16, 2017

Recuerdo y no recuerdo LXXVI

El
Efímera silla, que recibes mis huesos, y me permites elucubrar, lo que muchos llamarán demencia,
silla, me das la posibilidad, de descifrar el manto de hilos de acero, que nos aplasta, quitándonos, la voz y el aliento.
El dolor es egoísta, solo te deja ver el tuyo, impide ver el dolor de los otros, no reconoce el sufrimiento en los demás.
Pensar que todo lo malo, o lo bueno, será siempre para nosotros,
es creer que estamos en la testa de lo hermoso, siempre.
Fatiga ser coherente, ordenar las palabras, dirigirlas en el sentido esperado,
cansa también, cuando se resisten y quedan reunidas, mirándose unas a las otras, sin saber que melodía acompañar.
Pienso en ti, sobre éste derrame de aciertos y aberraciones, reconforta saber que todos mis sentimientos, los conoces,
el amor es hermoso, pero no lo puede todo, se necesita un conector entre lo posible y la hermosura.
Dame, la misma oportunidad que tiene el sediento, que sus labios son humedecidos, antes del desmayo.
Continuará…
Jorge J…