Recuerdo y no recuerdo XCVIII

El
El hombre ha desaparecido dices, con qué rapidez lo anuncias, ni la luz viaja tan rápido, ha desaparecido insistes.
Yo estoy acá, soy un árbol más del parque que rememoras, una hoja más del árbol que nos juntó, el mismo árbol que citas para desaparecer.
Que no tenga una explicación a mi comportamiento, no significa que no existo,
hablar con la verdad no es mencionar la realidad, esta última se escabulla imitando los besos al alba, o semejante a un titiritero vistiendo a sus muñecos.
Si tu amor hacia mí, lo has sacado de tu corazón lo puedo entender, pero no justifiques esa acción legitima, con una falta de amor no correspondido.
Se valiente en la despedida y no dejes una estaca en mi corazón, no lograré sacarla sin desangrarme, y si una herida abierta no la cierra el tiempo, el odio la cubrirá.
Y si eso sucede, nuestro amor habrá sucumbido, es mejor decir las cosas por su nombre, que engalanar las frases para una festividad, un intento fallido para endulzar la acidez del recado.
Ve tranquila, que mi amor no morirá, estará en prenda hasta que tú lo decidas,
no es necesario a que tu vengas por él, solo envía una carta o unos versos y lo remitiré a la dirección que indiques.
Yo soy un hombre que nació del sol y de las arenas que golpean el cuerpo, de rudezas conozco, de traiciones, de vilezas también, y de tantas otras cosas más.
 Se valiente en la despedida, la necesitarás para los nuevos caminos que se te anuncian, ser capaz de dar tanto amor en la vida no garantiza toda la felicidad.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:07 a. m.

    Gracias amigo
    Aprendo con tus textos que es posible la alquimia donde comparten la poesís y la psicología, el alma de la novela y la de lo teatral.
    ¿Posible?
    Posible para tí
    un abrazo
    luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis, en cierta forma sí, y en cierta forma no. La poesía tiene sus magias sin ser magia, es palabra , ritmo y asombro.
      Un abrazo
      Jorge.

      Eliminar
    2. Anónimo11:34 a. m.

      Cierto
      la poesía como la magia​, el amor,el asombro, el coraje de ser... conviven con las palabras, aprenden sus idiomas, sin dejar sus misterios
      Gran tema de conversas
      Infrinjo unos textos
      Abrazos

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Aleucse, o escuela al revés

Recuerdo y no recuerdo C