Recuerdo y no recuerdo XCV

Recuerdo y no recuerdo XCV
Ella
Hablas, o creo que hablas, es que te asemejas a un canto de aves encerradas, a un beso sobre un velo, a una carta sin escritura, sin dirección.
Tienes el don de los discursos, dado desde una tarima hacia el cielo, sin ver las sonrisas ni los quejidos de los oyentes, solo interesa los aplausos y sus vítores,
o los que se entregan en simposios, donde se habla mucho y se come poco, y las frases duermen de tanto ser escuchadas.
Me has provocado hilaridad, pero el humor no puede esconder la verdad, muchos apelan a la broma para no decir nada o retardar lo inevitable, es una forma de sumisión frente al poder, una forma extraña de pedir perdón.
Te escabulles en los slogans, en los carteles, en las rimas y las acentuaciones, y de lo que te estoy pidiendo, nada.
Cómo se puede dialogar con alguien, que ríe y bromea con los más serio, hay momento en la vida que hay que afrontar lo más difícil, abstraerse del miedo y de las debilidades.
Hay momentos en la vida, que no existe otra posibilidad que decir la verdad; y yo te la he dicho: déjame partir.
El egoísmo de los varones les permite certificar la fecha de una ruptura, y si no es así: lloran y sufren.
Detén por unos momentos tus lecturas, y mira la ciudad, no es siempre bella, pero existe.
Tus sueños deben ser muy hermosos, pero en esos sueños yo no estaré nunca más, 
he saltado la línea, y por dura que sea la vida, es la mía.
Continuará…  
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo12:17 a. m.

    Sigue tu despliegue artesanal poético psicológico,sutil y comunicante.
    Abrazos
    luchow

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:19 a. m.

    Muy doloroso, la verdad a veces duele, tremendo para quien tiene que asumirla y aceptarla...como atenuar esos dolores? Existirán formas rápidas para seguir por la ruta sin desangrarse con algunas verdades tan duras? Seguro cada uno sabe la forma..

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:30 a. m.

    Guau, ella está brava...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés