Recuerdo y no recuerdo LXXV



Ella
Si sigues escribiendo tantos versos, un día se van a terminar, y al necesitarlos, no los tendrás más,
qué sucederá cuando tengas frío, la lapicera te dirá: “no hay más tinta, usted la terminó anticipadamente, ¡Ya no puede escribir!”  ¿qué dirás?
Ser generoso, no significa dar siempre todo a los demás, ser dadivoso, es tener siempre algo para compartir,
Las palabras, primero son del emisor y luego al aire, libres, en un vuelo rasante sobre la ciudad, y en cada cabeza, una letra caerá,
luego al saludarse los ciudadanos intercambiarán, silabas y consonantes,
y en cada calle una nueva palabra nacerá.
He querido hablarte, como una bola de billar, desde una esquina para llegar a otra,
he querido hablarte, desde un museo, donde apenas se pisa el suelo, para no provocar ruido, y se conversa en silencio con los cuadros y esmeraldas,
con la ingenua intención, que lo que cuelga, escuchará y comprenderá.
Te pido, nuevamente, que dejes ese mundo inmóvil, el mundo de las disculpas,
atraviesa ese umbral y llega a mi vida. Toda palabra hermosa debe salir y llegar a unos labios.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo7:20 a. m.

    Hay diálogos que son sólo miradas evolucionadas, mutantes,trascendentes

    Otros son expresiones complementarias donde los partícipes se van construyendo mutuamente ,alternando sus yins y sus yangs.

    Tu pareja tal vez alcanza el diálogo trinitario: cada una(o) consigo mismo(a), con el otro(a), con lo otro...

    Abrazos
    LW

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:24 a. m.

    Hay diálogos que son sólo miradas evolucionadas, mutantes,trascendentes

    Otros son expresiones complementarias donde los partícipes se van construyendo mutuamente ,alternando sus yins y sus yangs.

    Tu pareja tal vez alcanza el diálogo trinitario: cada una(o) consigo mismo(a), con el otro(a), con lo otro...

    Abrazos
    LW

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés