Recuerdo y no recuerdo LXX

El
Me han robado las palabras, y yo he extraviado los besos, ambas acciones tienen el mismo origen: los labios.
Las palabras: porque las desnudan de todo sentido,
los besos: porque vuelan antes de llegar a otros labios;
sin embargo, estoy aquí, me parezco a un florero, a un adorno de yeso,
a una taza olvidada sobre una mesa,
los objetos, nunca tuvieron palabras y yo comienzo su olvido.
¡Y qué pasará con los besos!, no pueden quedar suspendido en el aire,
o llegan a destino, o se devuelven.
Alguien debió amarme con demasía, por el vacío enorme que siento y que no siento,
imaginar sentir, es el viaje por un sueño mudo, del cual no se desea despertar,
sentir, sin sentir es la tristeza más grande, es ver a todas las estrellas llorar sin consuelo, en una noche salada y sin mar.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo10:12 p. m.

    A cuidar los besos, para que vuelen lo justo, no mas

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:36 a. m.

    Hermoso , creo en ese sentir que ya no se siente , sólo cursa soterradamente.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:21 a. m.

    Fue fuera del tiempo
    los besos y las palabras amanecieron
    un gris los rodeó,los oprimió, amenazó ahogarlos.

    Desconcertados
    vieron, lejos. una flor azul
    fué instantáneo:
    se fue el gris
    surgieron parejas de besos y palabras
    y empezó a balbucear el tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida