Recuerdo y no recuerdo LXVI

Recuerdo y no recuerdo LXVI
El
No existe razón para afirmar: que todo está perdido.
A pesar de algunos hombres que con un ojo lloran y con el otro ríen,
y que con una mano saludan con la otra insultan y decir, luego, decir: lo siento.
El horror sobrevive para la desgracia de la humanidad.
Pasando a otra cosa, mejor sería que me dijeran que he enloquecido,
para vestir de una vez el traje de rayas, y llorar sin buscar consolación,
y llorar, sin importar que un niño llore también,
y llorar sin contención nocturna, sin arresto, sin el pudor del anciano.
Es mejor hablar de amor, así, así, un día tú sabrás, tú sabrás,
que triunfante o derrotado el amor estuvo sobre el olvido, sobre el olvido.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo6:36 a. m.

    Espero la otra parte!!??

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:40 a. m.

    Amigo
    Me aparecen de inmediato​ el Amor y el Horror, ambos hijos de la trascendencia, al parecer con padres distintos...
    Eso algo tiene que ver con este escrito y esta conversa
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:56 p. m.


    Es tan breve el tiempo de amar y tan largo el de olvidar; es tan corto el reír y tan largo el llorar
    AGIM

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:21 a. m.

    Qué hermoso, Jorge.
    Tengas un muy buen 2017.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés