Recuerdo y no recuerdo LXIII

Ella
Tú hablabas sobre el conocimiento y del saber. Y yo reía,
para mí son lo mismo, una mano y otra mano,
insistías sobre lo mismo, sobre sus diferencias. Y yo reía.
tú insistías sobre lo mismo. Y yo reía.
El conocimiento es presente y el saber trasciende,
lo decías de noche y despacio, hasta que pensé que era un secreto.
Jugaste tanto con las palabras y ahora ellas juegan con nosotros.
Hasta el más indefenso un día mostrará sus dientes y morderá,
creíste que la vida estaba en una cajita de juegos, cerca de un velador,
y una mañana te despertó sin que tú sepas que és conocimiento y que és el saber.
Continuará...
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:13 p. m.

    jaja veremos cómo sigue la historia entre en conocimiento y el saber Jorge, por el momento está interesante. Un placer haberte leído. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:43 p. m.

    Lindo pensamiento poético, reir es saludable, y trascender es eternidad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés