Recuerdo y no recuerdo LVIII

El
Si de enfermedad se habla,
todos nos enfermamos, los que nos sanan y los que nos enferman.
Entre las manos se va también la verdad,
y todo lo que creemos retener,
fugaz el amor visita el cuerpo
y fugaz es su sabor.
Esos versos los escribí y pienso que fue pensando en ti,
antes que olvidará tu nombre y lo que te circunda.
Adelantado pensamiento a la mujer hermosa que se ha hospedado en mi corazón,
que por un olvido se retira sin dejar una dirección.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo11:55 p. m.

    Muy bonito amigo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:19 a. m.

    todo lo que se diga del amor olvido , del amor recuerdo , del amor odio , siempre sera valedera verdad que nos hace sufrir sonriendo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:28 a. m.

    te sigo.-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida