Recuerdo y no recuerdo L


El
Los que gritan desean cantar, los que cantan desean callar y los que callan desean gritar
las olas lo hacen toda su existencia una vez arriba otra vez abajo
pero los hombre lloramos toda la vida pensando que todo termina.
Cuándo pienso que tuve unos ojos hermosos que contemplaban la cabellera,
y cuándo pienso que tuve unos ojos hermosos y volaron por la ventana
y cuando pienso que tuve unos ojos hermosos y cuando pienso en tus ojos hermosos,
lloro para agotarme y esconder las lágrimas y sin ellas no hay llanto
y sin llanto no hay nada es el dilema de estar en el vacío o caer en él
y cuando pienso que tuve unos ojos hermosos y no saber a quién pertenecieron
a lo mejor he salido de tu corazón o estás en la puerta sin saber cómo decir adiós .
Continuará….
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo6:27 p. m.

    Gracias,Jorge
    Me subieron olas de entusiasmo perdurable. Para mi es como una cumbre para contemplar otras alturas a las que esta puede poner sobre los hombros una mano de camaradería.
    Abrazos
    luchow

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:01 p. m.

    Me gustó mucho

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida