Recuerdo y no recuerdo XLI

 Ella
Lo que está en la boca es fértil porque alguien lo ha depositado ahí
será  retirado en sigilo o con algarabía  dependiendo de las intenciones
ese fruto no puede esperar mucho ahí porque alguien lo podrá sustraer,
la dulzura nos encandila y con fuerza la deseamos para siempre,
sin saber (aún) que todo se disuelve en la boca, todo se disuelve, en la boca.
El tiempo y el amor se unen para crear algo más allá de los besos
nadie desea lo inexistente, lo imaginario, lo impalpable,
solo las palabras traen al mundo otros mundos por cada frase una posibilidad.
Yo pertenezco a ésta tierra, sin héroes, contaminada y brutalmente verdadera
por eso te he amado tanto y me duele tu silencio y no sabes cuánto me duele.
Continuará….
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo8:02 a. m.

    BELLA DESCRIPCION DEL AMOR.....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:13 p. m.

    Magistralmente hilvanado!
    Felicitaciones ; es tu obra un hermoso canto de vida; encumbrado en la reflexión del diario vivir!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida