Recuerdo y no recuerdo XXXI


Recuerdo y no recuerdo XXXI

Ella 
Se ama se llora, si es por amor, pausadamente se dejará de amar.
Dolor y amor, dos sentimientos que no podrán morar juntos en el corazón
en algún momento uno de ellos se marchará, se marchará…
¿Qué vamos hacer con nuestras vidas?. Sí nadie quiere sufrir. 
Amar nos hiere el alma y el dolor enloquece el corazón.
¿Cómo vamos a salir de esto? Si tú ya no me hablas, y tu mirada se pierde
más lejos que la nieve, más lejos que el ruido de la montaña 
y siento que no regresas, y siento que no regresas ni siquiera a saludar.
El tiempo espera. Y junto al llanto siento las horas enmudecer. El tiempo espera.
Me pregunto ¿Hasta cuándo?, el tiempo espera. ¿Hasta cuándo espera?.
Continuará…
Jorge J. Flores Durán


Comentarios

  1. Anónimo5:03 a. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo siendo a la vez triste!, así es el amor trae penas y dolor que nos llegan al corazón. Con el tiempo se irá cicatrizando la herida pero se vive con esperanzas. Quizás ese amor podría transformarse en amistad sin dolor!, el tiempo lo dirá.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:08 a. m.

    Muy sentidas palabras!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:09 a. m.

    La respuesta fue la libeetad

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:10 a. m.

    Que bello ...simplemente para reflexionar en el tiempo.....

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:13 a. m.

    Hermoso.....

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:15 a. m.

    Sin comentario.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:32 a. m.

    Jorge, qué bonita te está saliendo esta novela en versos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida