Recuerdo y no recuerdo XXI



El
Un niño se mueve junto al viento y a su felicidad de eso creo haber guardado la risa
es una inhalación melancólica a un pasado cercano sabatizando mi corazón
un hombre puede olvidar, la risa solo se borra con su última exhalación.
¡Oh! distancia entre mi corazón y tu cuerpo la misma de una página a la otra,
las personas como yo si repetimos lo mismo, otros dirán que no recordamos  
si callamos susurraran que hemos olvidado, si miramos sin ver ¿Qué nos dirán?.
Extraño lenguaje entre los hombres unos preguntan los mismos recusan
no hablamos pero sí  preguntamos, no hablamos pero sí respondemos ¿Cuál será la diferencia?.
Las hojas han disminuido en el parque y seremos menos al atardecer
¡No dejes de venir! es hora que me lleves hacia los naranjos que un día me hiciste probar.
Continuará…

Jorge J. Flores Durán 

Comentarios

  1. Anónimo3:54 p. m.

    Siempre con tus relatos bellos gracias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:53 p. m.

    Hermosoooo!!! Me encanto!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés