Recuerdo y no recuerdo XV


El.
De todos los caminos posibles no sé cuál me llevará a ti.
Espero un destino parecido al de un poema de Heine
viajando  por los ríos desechando las penas y no el amor.
Me siento como un ave que salió al espacio y no sabe por dónde regresar
deseo estar en tus brazos y que mi cabeza se recline en tu hombro
para contarte todo los que no sé pero que sí siento, que sí siento.
Si yo no regreso ¿Por qué no vienes por mí?, ven a buscarme
dame el auxilio blanco de las camas donde reposan los hombres
antes de partir al misterio dejando las lágrimas para el llanto final
no debe ser mucha la distancia entre el deseo y la realidad. Ven por mí.
Continuará....

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo2:10 p. m.

    Precioso Jorge, mi gratitud

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:11 p. m.

    Ohhhhhh qué hermoso poeta!
    Los pelos de punta

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:40 p. m.

    Muy bueno!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:46 p. m.

    Si la montaña no viene a mi...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:43 p. m.

    ¿Qué es el DESEO para una anárquica REALIDAD?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés