Recuerdo y no recuerdo XIII


(El)
Todo mi cuerpo está intacto, nada sobra nada falta.
Cómo va ser tan pobre la vida de un hombre
acordarse de ciertos nombres, de sabores, de palabras, de ciertas risas.
¿Y el corazón de qué se llena?
Debo haber tenido algo hermoso en mi vida
es la razón de esas lágrimas nocturnas y de los suspiros censurados.
Alguien alguna vez me amó, me besó, me estrecho a su cuerpo
yo debí haber sonreído intensamente bajo estos árboles y haber jurado amor,
nunca fui una mala persona solo que no logro saber:
Cómo, Cuándo, Dónde, Quién y el Porqué de tanta negación o frenesí.
Continuará….

 Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:04 p. m.

    Jorge, miles de gracias por compartirnos de tí, tu buena sensibilidad.

    Deseo para tí, un Feliz Año Nuevo, junto a tus seres amados y contigo mismo.

    Salud Hermano.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:08 p. m.

    Desamor, desesperanza, una vez me sentí así, en poesía hay temas para todo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:09 p. m.

    Boa noite amigo Jorge ..... belo poema ...bjs

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:52 p. m.

    GRACIAS jORGE!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:30 a. m.

    Hermoso, que sigue?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:33 a. m.

    Siempre iluminando el vuelo, el duermevela, el límite entre la pregunta y la certeza, ese caminar con el brazo en el hombro del otro de la sabiduría y la poesía
    La emoción de siempre de recibir algo en que fluyen el sentir y el crear
    Abrazos en este 2016 todavía muy niño y que seguirá su ruta, impávido aunque los humanos pretendan apoderarse del ser.
    luis

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:49 a. m.

    Profundo sentimiento en tus letras!!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida