Entradas

Mostrando las entradas de agosto 21, 2015

La costumbre del corazón

Lo sucedido sucedió, así suceden las cosas.  Sólo las olas vuelven atrás por mas lejos que sea su huida volverán a estallar sin importar la diáspora amanecida  el tiempo, el trajín o quién haya esperado por ellas.
En cambio sus ojos un día no me miraron mas no hay orilla que espere tanto ni mar que restituya  lo que partió sin un adiós sin un desaire menos con una razón.
Muchas palabras se juntan y se desjuntan  en el juego de la expresión situando el dictamen. ¡Y si esto fuera un juego! ... y si fuera un juego ¿Qué juego sería?, ¿Qué juego será?.
No cabe duda que el hombre que regresa va hacia atrás  son las cosas que la vida explica sin explicación Yo esperaré sus ojos en otro lugar es la costumbre del corazón  de quién entiende que no puede, no puede volver atrás.
Jorge J. Flores Durán.