Entradas

Mostrando las entradas de abril 2, 2015

La impaciencia del impaciente.

Yo pensé que su amor era eterno
establecido en  una escritura pública y lacre,
usted lo retira los días  viernes
y lo regresa cuando usted lo estima conveniente.

Para qué se alejó  de mi
si usted me había regalado la mirada
sin palabras homónimas que la entorpeciera
para qué se alejo de mi.

He sido  yo quien entendió
que iba a ser para siempre
un trato justo entre dos corazones
un equilibrio en la distancia.


Pero todo finaliza cuando usted vuelve
y deposita sus ojo en un sobre
y escribe mi nombre y el motivo
a la  "Impaciencia del impaciente".

Jorge J.  Flores Durán