Recuerdo y no recuerdo XII


Ella.
Has vivido siempre así entre la trama de los relatos y el qué hacer.
Nunca me lo has preguntado pero yo he leído más que tú
desde niña fui obligaba a leer cientos de libros muchos no los entendía
fines de semana y vacaciones fueron siempre lecturas
para mi leer fue un sufrimiento y el conocimiento mis lágrimas.
Lo demasiado y lo permanente hace daño, vuelve a mis brazos
la vida es un regalo que se abre todos los días, vuelve a mis brazos
aún es tiempo, aún es tiempo. Yo no puedo hacer más, no puedo
eres tú quién debe salir. Mírame a los ojos, tómame las manos
 ven por mis besos, riamos junto a los árboles que nos rodean, ven….
Continuará….

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:10 p. m.

    Ooooh , quiero más

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:11 p. m.

    Muy buenoi

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:48 p. m.

    que siga....

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:20 a. m.

    Hola Jorge
    ¡Bellísimo!, un amor así no se deja fácilmente. La relaciones humanas son muy complicadas, si ambos aun se quieren se puede retornar la relación siempre que ambos hayan aprendido de sus errores, una nueva oportunidad estaría abierta. El amor también es compromiso y lealtad, no solo pasión, para que una relación funcione, es esencial que ambas personas sientan lo mismo y esten dispuestas a comprometerse de la misma forma.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida