Recuerdo y no recuerdo X


(Ella)
Los tiranos se esconden en la sombra y en el sol, en las palabras amables y compresivas,
en la desidia en la pereza, ellos están en todas partes no solo en lo racional.
Es mejor no seguir por ese camino, es inconducente a lo que debemos hablar.
Te ofrecí amarte no solo con mi cuerpo y alma, también con mi experiencia en la vida
lo consentiste de la forma que los hombres lo hacen, aceptan todo sin decir nada
sin comentarios, para luego negarlo y decir: No te escuché.
Y aquí estamos sentados en el mismo lugar, Yo hablándole y Tú esforzando un recuerdo
cuántas veces hemos conversado esto, tú nunca te has alterado no dices Sí ni No
te pareces a un funcionario público al termino de su jornada, todo le da igual.
Despierta, reacciona, quizás un día este banco estará vacío y cubierto con nuestras lágrimas.
Continuará…..

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:40 p. m.

    Hermoso! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:41 p. m.

    Bellas líneas!! Gracias por tu presencia

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:48 p. m.

    Buenìsimo Jorge,espero con ansias la continuaciòn.Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:37 a. m.

    Muy bueno Jotrge. Felicidade

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:40 a. m.

    Hermoso!!! Saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:56 p. m.

    Que buen poema para una funcionaria en dia Viernes!!!.
    Afortunadamente hoy corresponde el taller literario mensual, que rompe un poco esas rutinas y los bancos ya no estan mas vacíos.

    Veronica Garay Moffat

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:45 p. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo ! Bellas reflexiones que nos hacen pensar como los recuerdos de antaño nos impiden amar como es debido, porque aquellos recuerdos nos persiguen durante todo el trayecto de nuestras vidas, quedan impregnados en nuestros corazones y tenemos que recordarlos sin que nos impidan segur viviendo. Solamente habría que abrir nuestro corazón y tomar sentido a la vida y gozar aquellos momentos que nos hacen sentir alegrías
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida