Recuerdo y no recuerdo VI.


(Ella)
Te hablé de mis sueños precisando explicitando que son sueños
me pedías estar dentro de ellos precisando explicitando una respuesta
ese deseo pueril tuyo de quererlo todo, chocolates golosinas y cariño
una vida nacida en libros de tapas gruesas y encuadernados con hilo
tú me querías en ese universo sin transeúntes protegido del hambre
yo te quería en otro universo lleno de mentiras, sangre y avaricias
para que me protegieras y me amaras con tus palabras y convicción
si solo me hubieras escuchado más que tus pensamientos y obstinaciones
la sabiduría está en escuchar a la otra persona no solo corregir los exabruptos
hay muchas forma de ser egoísta, tú elegiste la mas larga e irreversible.
Continuará…..
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida