Recuerdo y no recuerdo.


(Ella)
No sé por qué y cómo me encontré contando hojas desmayadas en el suelo
sin indicios de sol los árboles ofrecían sombras al asfalto
sin ser una estación invernal hacía frío y nos miramos
sino fuera por ese banco nunca nos habríamos encontrado, saludado.
Esa costumbre de pintar todo verde en los jardines fue lo que conversamos,
luego vinieron las presentaciones y muchas sonrisas tantas como hojas en el suelo
yo te observé profundamente para saber de tu corazón conocer más de tu mirada
hablaste mucho, de libros, de lo que deseabas hacer y no habías podido
tus manos parecían estar  recién esculpidas sin el daño de un accidente
las puertas quedaron abiertas y sin más prólogos nos habíamos unidos.
Continuará
Jorge J. Flores Durán.


Comentarios

  1. Anónimo12:36 p. m.

    me gusto! que continue infinitamente!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:38 p. m.

    Hola Jorge.
    Esta entretenido este formato de historia que continua.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:46 p. m.

    Gracias Jorge!!
    Un abrazo
    JC
    (esperamos la continuación)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:58 p. m.

    Lindo poema

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:00 p. m.

    Un buen poema para empezar la mañana. Que continúe por favor

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:01 p. m.

    Hola Jorge
    ¡Bellísimo!, este recuerdo y no recuerdo son bellas reflexiones sobre un amor vivido, los sentimientos quedan en el corazón y se transforman en esperanzas, algunos recuerdos son inolvidables, permanecen allí y nos conmueven como algunos se olvidan.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:03 a. m.

    Suspenso....
    Gracias Poeta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés