Recuerdo y no recuerdo.



No recuerdo cuándo nos vimos o por dónde camínanos
de qué cosa hablábamos o sí me respondiste las preguntas
si yo escuché las respuestas o arranque de ellas
si alguien nos preguntó la hora o si compramos un globo en el camino
si te regalé algo o si tú me sonreíste o si te acomodabas el pelo
si me abrochaba los zapatos o si recogía tu cintillo
si vestías de azul ultramar o si traías botas y boina
si te mostré algo o lo observaste o  lo dejaste sobre tu falda      
no recuerdo tus ojos ni tus manos o eso que tanto me gustaba en ti 
no recuerdo tu edad o la forma de llegar a ti o sí me besaste o si yo te bese. 
Continuará
Jorge J. Flores Durán.
                                              

Comentarios

  1. Anónimo9:35 p. m.

    Jorgeeeeee... Puro alzheimer. ..
    Un abrazo
    Francisca

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:19 a. m.

    Hola Jorge
    ¡Bello poema!, Bellísimas reflexiones sobre la fuerza del amor cuando se ha querido de verdad, un verdadero poema de esperanzas, momentos inolvidables que tienden a recordar y no recordar y que son imposibles de olvidar.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:14 p. m.

    Lindo ,hermoso, nostálgico y fresco.
    Gracias Poeta.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:04 p. m.

    Muy bueno.
    Me recordó mi poema breve:
    “Sé que te amé,
    Porque una cicatriz lo recuerda a cada instante

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés