Recuerdo y no recuerdo III


(El)
Si los ojos se alojaran en el corazón te podría ver, conocerte o reconocerte
tengo la sensación  de haber estado cerca de la felicidad de abrazarla,
las hojas del parque recibían las palabras sobrantes
de una conversación sin fin a pesar de sus silencios casi eternos.
En mí te tengo protegida, guardo tus llantos, tus ojos, tus labios.
No te manifiestas y te escondes a la semblanza de la ilusión,
al tocar otros maderos, al escuchar otras sonrisas creo saber de ti.
No puede ser que todo lo hermoso desaparezca por no recordar
y el resto de la vida busquemos recuerdos y más recuerdos.
¡Si me ves exclama algo!, ¡Ríe, háblame! y sino respondo insiste, insiste.
Continuara…
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo8:29 p. m.

    Uy las hojas del parque recibían las palabras sobrantes.... me mató que belleza!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:28 p. m.

    PRECIOSO !!!!....Maravilloso escrito.....

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:03 a. m.

    Hermosa obra poética, fue declamada y difundida en la voz de Yolimar Casanova, por la Emisora de Radio Satelitevisión y Americavsíon …

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:06 a. m.

    Woow!! Pero que preciosidad! Todo un gusto leerte.Bienvenido

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:07 a. m.

    muy bueno !!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6:16 a. m.

    Hola Jorge
    ¡Bellísimo! Esperanzas y más esperanzas de un recuerdo inolvidable de un amor que ha dejado su perfume en un corazón .
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés