A nosotros que nos hicieron tanto daño



Abrir el corazón es alejarse del egoísmo 
dejar la eterna espera y aceptar la amistad 
permitir la semilla germinar mas aún si no hay luz
deteniendo el menoscabo y olvidando al perjuro.

A nosotros que nos hicieron tanto daño
no podemos seguir con las heridas ebrias
que en cada esquina destapan  las penas
sin escuchar los abrazos que nos esperan.

El que ensucia sabe qué se debe lavar
el que lava no sabe del adán ni de sus cómplices
establecer el tiempo del llanto es necesario
reconocer tu belleza y ofrecértela para tu sosiego.

Ahora que la palabra  quedó en el verso
no podemos seguir haciéndonos daño
aceptar el fin es un comienzo
el fin de la soledad y el comienzo de tu felicidad.
Jorge J. Flores Durán


Comentarios

  1. Anónimo9:15 p. m.

    Heridas ebrias... Ah, qué hermoso poema, Jorge. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:40 p. m.

    Que lindo querido amigo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:07 p. m.

    Abrir el corazón es alejarse del egoísmo...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:08 p. m.

    ¡Muy bello, sabio y cierto, Jorge! No se puede seguir así, las heridas deben cerrarse, de lo contrario podrían infectarse, hay un futuro, no debemos olvidarlo, como tampoco que el duelo no debe ser eterno, si alguien nos hizo daño, no debemos nosotros hacernos lo mismo, como tú dices, siempre viene un comenzar después de un final. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:55 p. m.

    Que hermosas palabras ,sus palabras Poeta.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:56 p. m.

    Buena y sanadora palabra! Un gran abrazo en esta triste fecha Hernan

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:57 p. m.

    Bravo, Jorge
    Profundo y universal
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:57 p. m.

    Bravo, Jorge
    Profundo y universal
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:57 p. m.

    Hermoso....me lo dejo!!


    Abrazos!!

    CG

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:58 p. m.

    Hola Jorge
    Hermoso poema que nos trae muchos recuerdos del daño que aun no se ha cicatrizado por completo ya que siempre queda algo en nuestro corazón que nos agobia y nos hace pensar mucho.
    La vida es hermosa y bella y ya debemos gozarla siguiendo los caminos de nuestros corazones pensando en forma positiva, viviendo el presente y disfrutándolo.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9:00 p. m.

    Muchas gracias Jorge.
    Bonito poema
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9:01 p. m.

    Hola Jorge:

    Me encanto, siempre los leo. A mi humilde gusto está muy bueno. Eres muy perseverante y eso te va a llevar al reconocimiento.

    Saludos cariñosos,

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:04 p. m.

    GRACIAS una vez más JORGE

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés