Querer


Yo le dije que la quería
y usted me respondió:
para qué me hace sufrir
yo no puedo querer.

Le anuncié: Ya no la quiero más,
para que no sufra más
y usted me respondió:
Sigue haciéndome sufrir.

Si usted no me quiere
me ha causado dolor.
¡Ya lo ha dicho!
entonces usted mintió.

El que miente hace sufrir
y usted no tiene palabra
al retirar sus sentimientos
por un simple sufrir.

Replique ¡Que sí la quería!.
Retiro mis palabras
para que no sufra más
para estar de igual a igual.

El que duda puede querer
también no lo pude hacer,
piense bien las cosas antes de hablar
pues hará sufrir a los de mas.

Qué puedo hacer pensé
si ni lo uno ni lo otro
al parecer nada la llena a usted
qué busca, si dice no saber querer.

¿Sabe usted querer? Me preguntó.
Béseme  de una vez joven
así  aprenderá a querer
me lo dijo una y otra vez.

Jorge J. Flores Durán 

Comentarios

  1. Anónimo10:34 p. m.

    QUE LINDOOOO!!!!
    Me encantó...
    Que difícil es el querer...que duro aveces y que amargo...que nos hace sufrir y permanecer...
    Gracias por compartir conmigo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:11 p. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo!, El querer debería ser ya alegría no sufrimiento, pero no es nada de fácil, ambos son ineludibles, son parte de nuestra vida, pero el sufrimiento se puede prevenir enfrentándolo con mucho valor, hay que confiar en uno mismo, mantener la autoestima para superar aquel dolor y sentirse seguro de sí mismo y estar preparado para los cambios y así querer sin miedo a sufrir.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida