La impaciencia del impaciente.

Yo pensé que su amor era eterno
establecido en  una escritura pública y lacre,
usted lo retira los días  viernes
y lo regresa cuando usted lo estima conveniente.

Para qué se alejó  de mi
si usted me había regalado la mirada
sin palabras homónimas que la entorpeciera
para qué se alejo de mi.

He sido  yo quien entendió
que iba a ser para siempre
un trato justo entre dos corazones
un equilibrio en la distancia.


Pero todo finaliza cuando usted vuelve
y deposita sus ojo en un sobre
y escribe mi nombre y el motivo
a la  "Impaciencia del impaciente".

Jorge J.  Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo2:57 p. m.

    Hermoso, vivencial, entendido,pero: y el alma? Será k querias transmitir abandono, desposeción o falta de pertenencia? Disculpa nunca he osado entender un poema es un crimen!! Pero me quedo como sin sabor...Felicidades por tus creaciones!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:16 p. m.

    Hola Jorge
    Impresionante e impactante poema!, la impaciencia suele ser como se ve un problema en la vida del impaciente, es el enemigo que nos limita nuestros deseos y logros, todos tenemos algo de impaciente. Hay que tratar de evitarla para lograr nuestros deseos.
    Mis más sinceras felicitaciones
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:30 p. m.

    Hermoso Jorge, me encanto!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:32 a. m.

    Que bello y bien escrito Negro! Este lo leeré el 10 de abril en nuestro
    Encuentro Poético.
    Y.....todavía crees en la fidelidad!??

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:34 a. m.

    Son de esas cartas que se piensan enviar y no se envían. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:34 a. m.

    Hermoso Jorge, me encanto

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:40 a. m.

    Hola Jorge:

    Agradezco tu poema, y los otros que he ido recibiendo.

    Este me viene muy bien. El poeta escribe simplemente, no siempre sabe qué cuerdas puede pulsar en el camino.

    Un abrazo fraterno en la poesía,

    José Miguel

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:40 a. m.

    Hola Jorge, muchas gracias por el hermoso poema. Refleja la impermanencia de la existencia y que duele tanto cuando tenemos alejamientos de quienes son depositarios de nuestros afectos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés