Entradas

Mostrando las entradas de octubre 24, 2014

Una pregunta

Un joven que de tanto esmerarse terminó sufriendo, así como sufren los arboles por no poder caminar. Un amigo lo invitaba siempre a jugar y siempre perdía a pesar de su esmero y dedicación, pasaron los años y siguió perdiendo pero su sufrimiento aumentó. En su amigo fue creciendo un sentimiento de placer al ganar siempre, no importando el  juego lo que no sabía si era por vencer o por ver al vencido.   Un día el vencido no quiso jugar más --Para qué jugar-- si siempre pierdo. El contrincante al ver que no tenía con quién jugar comenzó a entristecer y sentirse solo al constatar que ya no tenía a quién vencer. El amigo al verlo tan triste le preguntó ¿Por qué sufres tanto si siempre ganas?

 Jorge J.. Flores Durán