Entradas

Mostrando las entradas de agosto 7, 2014

La amenaza

Yo la siento, la siento venir
como cuando alguien abre su paraguas
y se echa a volar
ahí viene, yo la siento, la siento venir.
Si todo esto pasara de noche
no sería problema para mi
de sombras saben los arboles
como de besos las nubes
cuando los ven partir.
No necesito una espada en la mano
para decirle que no se atreva a mentir
que mis brazos no necesitan más brazos
que mi pelo no necesita  más caricias.
Yo la siento, la siento venir
está en mi corazón y no quiere salir
escondida como niño en un baúl
que no deja de sonreír y reír,
yo la siento, la siento venir
ya está, ya llegó
yo la siento, la siento latir.

Jorge J. Flores Durán