Entradas

Mostrando las entradas de febrero 20, 2014

Sanar.

Sanar duele.
Si usted desea sus heridas sanar,  eso le va a doler, sanar duele tanto como enfermar. Todo túnel por largo que sea tendrá su fin, sí logra caminar dentro de él  como una linterna sin su lazarillo al final verá  al sol sonreír  comprenderá entonces que duele mucho, mucho ser feliz.
Jorge J. Flores Durán