No dejes nada sobre tus hombros

Si crees haber perdido algo con los años
qué les puede quedar a los planetas
que por siglos y siglos peinan sus cabelleras
seduciendo a  quienes miran el cielo.
El agua de beber termina en el mar,
y el agua de escribir llega a destino
montañas, selvas, desierto son descritos
para pedir el reposo a tu pesar.
De qué sirve mirar tus rodillas
si lo inmenso  está frente a tus ojos
eleva la mirada y encontrarás las sonrisas
que rechazas y luego te arrepientes .
No dejes nada sobre los hombros,
a la hora de descansar.
Un barco en alta mar duerme feliz
para mañana cantar la romanza
del silencio y del silencio .
Jorge J. Flores Durán


Comentarios

  1. Anónimo1:32 p. m.

    Que lindo Jorge. De donde eres?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:36 p. m.

    Eso siiii que esta bello Negro!!!
    Me gusto harto. M

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés