Una pregunta


Un joven que de tanto esmerarse terminó sufriendo,
así como sufren los arboles por no poder caminar.
Un amigo lo invitaba siempre a jugar y siempre perdía
a pesar de su esmero y dedicación,
pasaron los años y siguió perdiendo
pero su sufrimiento aumentó.
En su amigo fue creciendo un sentimiento de placer
al ganar siempre, no importando el  juego
lo que no sabía si era por vencer o por ver al vencido.  
Un día el vencido no quiso jugar más
--Para qué jugar-- si siempre pierdo.
El contrincante al ver que no tenía con quién jugar
comenzó a entristecer y sentirse solo
al constatar que ya no tenía a quién vencer.
El amigo al verlo tan triste le preguntó
¿Por qué sufres tanto si siempre ganas?


 Jorge J.. Flores Durán 

Comentarios

  1. Anónimo9:12 a. m.

    Hola Jorge
    Bello e interesante preguntarse como podrían cambiar las personas según su modo de ser, cada ser humano debería ser capaz de ver , de observarse a si mismo, sus fallas, ganar siempre no lleva a la felicidad, más importante que perder un amigo es conservarlo. La amistad es bella siempre que se sepa llevarla y conservarla! La pregunta es muy clara, bella y entendible.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaspor escribirme. Las preguntas son necesarias siempre y cuando no las responda el que la emite.
      Saludos Jorge

      Eliminar
  2. Anónimo9:13 a. m.

    Gracias Jorge!!!!
    No solo de ganar se vive!!!
    un abrazo
    JC

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:43 p. m.

    Guau, Jorge, cuán cierto es!!!
    Gracias,

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:45 p. m.

    Hola, decirle que muy bueno.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida