Caleidoscopio


Nosotros que nos miramos a los ojos primero
y  después continuamos mirándonos
no  sabremos nunca si nos ven o nos observan
es  la atracción hacia un reflejo.

Compartí mis sueños y tú los desengaños
como peces que parecen juntarse y al saludo se separan
sin distanciarse ni acercarse demasiado
lo justo para no sentir un vacío.

Todo fue tan rápido como la luz o la noche
que aún permanece la letra del silencio
sobre el pupitre  del cual estoy escribiendo
y mirando a las estrellas cambiarse de vestido.

Como un caleidoscopio perdido
en la arena continua perdido
hasta que lleguen las olas
y lo regresen  al olvido.
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:52 p. m.

    Bien, muy bueno, huele a añoranzas, a baúl perdido en el olvido

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:46 p. m.

    ¡oh! ........caleidoscopio....(cuantos recuerdos me traen de mi infancia, mi papá me trajo uno especialmente para mí, recuerdo que me fascinaba tanto....)y leer este poema es como mirar a través de un caleidoscopio....mágico misterio ,nostalgias de lo que pudo haber sido y no fue.Gracias por siempre poeta

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:56 p. m.

    Hola Jorge!
    Cómo estás?
    Como cada vez, es un honor leerte y un viaje grato, balsámico.
    Me encanta.
    Mi cariño y gratitud,

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:03 p. m.

    que bonito, me gusta

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:04 p. m.

    Gracias por compartírmelo Jorge muy bello.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:05 p. m.

    Maravilloso poema. Un placer leerlo

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:29 p. m.

    sigues con la poesía, q maravilla! Abrazo,m

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:30 p. m.

    Qué hermosura, Jorge, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:25 a. m.

    Bello, gracias

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:30 a. m.


    Te felicito

    Jaime Hales
    Syncronía

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés