Malaventurados sean los versos

El miedo en las manos
para evitar el temblor del alma
una forma de engaño
como leer la última página de un libro.
¿Cuántas veces? son cuántas veces
es como decir no me busques más,
nuevamente el miedo en las manos
ahora por los infaustos silencios.
Lloremos todos al compás 
el dolor coral no es el mismo
al llanto huérfano despojado,
dolores hay muchos y todos duelen.
¡Que no te hable! no significa que calle,
que tú no hables es una ventana abierta
al desvarió y  a los caminos conducentes
de  los malaventurados versos.
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo7:54 a. m.

    Muy bueno, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:34 a. m.

    Por qué? Si son la. Sangre que fluye por los pasillos literarios como gazas invisibles que se van concretando al confirmar estados existenciales o vivencias en las ansiosas pupilas de los verdaderos y apasionados lectores que hacen de la poesía un deseo?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:30 p. m.

    Porque estamos llorando???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:31 p. m.

      Si hay que llorar lloramos...para estar livianos y cuando haya que reír...hacerlo con ganas

      Eliminar
    2. Anónimo7:32 p. m.

      lloramos por la vida

      Eliminar
    3. Anónimo7:33 p. m.

      Me encanta la idea

      Eliminar
    4. Anónimo7:33 p. m.

      y reímos por la vida...

      Eliminar
    5. Anónimo7:34 p. m.

      Reír y llorar por lo que merece la pena y sobretodo la alegría

      Eliminar
    6. Anónimo7:35 p. m.

      Esa es la vida..un día reímos y al otro día lloramos.

      Eliminar
  4. Anónimo7:37 p. m.

    que lindo poema amigo Jorge J. Flores Durán um feliz fim de semana ..bjs

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:39 p. m.

    Hola Jorge
    ¡Los versos siempre son bellísimos, con esas palabras poéticas siempre llegan al corazón o a nuestros oídos como una melodía! ¿cómo puedes haber versos malaventurados?, son versos expresivos llenos de sentimientos.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil creerlo pero existen
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Anónimo11:41 p. m.

    Jorge Bueno, el misterio al dolor del alma, del miedo a nosotros mismos,aún en silencio, por ser hombres...los que afloran en música y versos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida