Y usted como si nada.

Usted está tendida sobre la arena
el mar conversa y conversa
y usted duerme y  duerme
olvidando sus tristezas y su nombre.

Y usted se anuncia como si nada
como el grito sin palabras
sin dar  cuenta del tiempo
ni de la espera , ni del anochecer.

Todo se extiende como la pena
por la brutalidad del acontecimiento
al escuchar   el frenesí  
de  su ausencia  y  de su silencio.

La ilusión se deshace
como un dulce en la boca
al igual que sus ojos en la arena
como  mis palabra en sus oídos.


Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo9:16 p. m.

    Gracias querido Jorge.
    Siempre es un placer recibir tus poemas.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:17 p. m.

    Qué bueno, Jorge!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:35 p. m.

    Escribes tan lindo y yo te he dejadp tan botado...lo siento

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:47 p. m.

    Usted...Poeta...
    con ese estilo tan suyo,como una huella digital...
    y mire si será una tontería la mía que a veces me siento descifrada en un poema...
    Gracias Jorge Flores D.
    Un abraso inmenso.
    X

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:48 p. m.

    Y Jorge... vas mejorando en tu lirismo, Alejandro galo

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:50 p. m.

    Gracias, Jorge.
    El lunes trabajaré en mis clases con una poesía tuya.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:50 p. m.

    Hola Jorge
    Un poema hermosísimo, lleno de esperanzas que no han cicatrizado y desilusiones, todo un tiempo lleno de tristeza transcurre como un nada, entre sueños que los arrebata el mar para volverlos a entregar un día sin tristeza en el corazón!
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:51 p. m.

    Gracias querido Jorge.
    Siempre es un placer recibir tus poemas.

    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida