Cachito de cristal

Cachito de cristal

En las vitrinas está el paraíso, yo lo sé, tú lo sabes, lo que no sabemos es cuánto cuesta. Con trabajo no lo obtendrás, ni con cien años de duro pesar.  ¿Por qué no? Escuchas la voz de un vagabundo responder: Porque trabajas y con el trabajo nunca lo conseguirás. Entonces para qué se exhibe tanto dulzor, si son pocos los que lo tendrán sin trabajo, sin sudor. Te miras los bolsillos, dos abismos que nada contienen, entonces, rompes el cristal de la vitrina tomando un cachito de esa felicidad, y antes de poder llevarlo a la boca unos policías te llevan a prisión. Muchos años y tras las rejas nuevamente te preguntas ¿ahora que no trabajo, tampoco tengo el paraíso? El guardia de la cárcel al verte abrumado exclama: ¡Tenga paciencia, cuando recupere la libertad trabajará y podrá obtenerlo!
Incrédulo le sonríes, pues tu sabes que muy pronto se volverán a ver si intentas obtener un cachito de cristal.


Jorge J. Flores Durán 

Comentarios

  1. Anónimo6:47 p. m.

    Excelente! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:14 p. m.

    Usted, usted....
    Poema "cable a tierra "con la magia del autor .
    Gracias Jorge por su hermoso trabajo que nos alumbra en la oscuridad invernal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:15 p. m.

    ¿Sabes, Jorge?
    Me encantan las cosas transparentes, el cristal me vuelve loca. Gracias por el poema.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:16 p. m.

    Gracias Compañero!!!
    JC

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:19 p. m.

    Hola Jorge
    ¡Bastante interesante y muy emocionante ver ese grandioso paraíso en la vitrina que no se puede comprar con nada ni compararlo con otro ¡Muy personal, emotivo y valioso en un corazón tan artístico al cual le pertenece!
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2:28 p. m.

    Yo lo sé.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés