Carta al viento

Si una palabra sale no volverá a la boca
como la gota de agua no regresa de donde salió,
pero si sale una palabra saldrá otra
como gotas de agua que caen desde el cielo.

Entonces yo pienso en usted, en las palabras que no llegaron
que esperan en las hojas de los árboles para que las escuche
como maletas de cuero en las bodegas de una estación,
a pesar que está su nombre en ellas, nadie las retiró.

Si  una palabra ya salió  porque otra ya no está
como la rueda que se mueve sin descanso
no importa el número de palabras
seguirán saliendo como lagrimas y sin razón.

Entonces pienso en usted y abro mis manos
como quien suelta papeles picados
al aire van las palabra al aire van
como carta al viento sin estampillas sin dirección.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo12:18 p. m.

    Bello poema. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:19 p. m.

    Bellísimo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:33 p. m.

    Como carta al viento, palabras en los árboles con cara , con mirada, con voz, con la leve inclinación de cabeza y la respiración anhelante de los seres perdidos que ya dejaron atrás muchos latidos del corazón.
    Gracias , Jorge, el infatigable trabajador de la poesía
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:34 p. m.

    Que buena imagen Jorge, las maletas de cuero en la estación, bello bello

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:09 p. m.

    Me gustó
    cariños

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:36 p. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo! Esas palabras errantes viajeras, sombras vivientes no dejan de ser, se dispersan ya rotas en recuerdos que han sobrevivido, con esperanzas entre sueños, su imagen y su amor se encuentran.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:09 a. m.

    Respondo a jorge, poeta amigo:

    Hojas otoñales viajando al viento
    con cartas que nadie adivinó
    por amarillas y secas de tiempo
    que esa amistad sola inspiró.

    Ahora suspiro con el vals de la brisa
    diciendo boca adentro
    busco el último respiro del amor
    y el eco responde, ve más allá

    Es un decir te quiero
    y no tener más que dar
    que las hojas que inscribo

    y al decir del viento
    no hay más amor
    aquel que ya pude ofrendar.

    André Barré

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:11 a. m.

    Gracias, Jorge.
    Estos poetas... todos enamorados del amor...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:12 a. m.

    muy hermoso, que poético uso de las palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida