La puerta


La mañana  ha  dejado la puerta entre  abierta
para que la noche termine su retirada,
yo no quisiera dejar mi corazón como esa mañana
por el temor a que usted se transforme en esa noche.
Usted mi dijo un día que su corazón nunca se cerraba
para que el amor girara como las rondas en una plaza,
yo pensé en ese momento en  su genoridad
con el tiempo entendí  lo que usted quiso decir
cuando me encontré fuera de su corazón
sin una carta de despido a fin del mes,
sólo con la gentileza de su parte de poder entrar
cuando la ronda haya  terminado,
quizás yo no entendí lo que usted quiso decir
que los besos son besos  y su sal es sal,
que usted puede besar sin amor
como las excusas al momento de tropezar
al final nos parecemos
yo no se, qué  es besar con amor
porque usted siempre ha retirado sus labios
justo al final de la noche
como las puertas entre abiertas del corazón.
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo12:05 p. m.

    No hay mas profundidad en el alma
    que la muerte
    ese cielo despoblado
    donde lo que somos naufraga
    y la oracion envejece dulcemente
    toda historia alli es un sedimento
    un puñado de ceniza
    un alarido que se hunde
    en el agua del silencio
    y es cierto en el planeta
    no hay mas profundidad en el alma
    que la muerte

    Mario Hernan

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:07 p. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo!, Las puertas del corazón siempre deberían estar abiertas tanto para el amor como la amistad ya que es parte de nuestra vida, deberían estar dispuestas a dar la bienvenida a la vida, cerradas ya no habría más ilusión ni esperanzas. Y esta puerta ya es muy especial, muy hermosa, llena de vida, un bello poema.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:08 p. m.

    Jorge: Super lindo... Como has estado?. Harto tiempo que no nos vemos que tampoco escribo...Me es dificl, ya que en la casa lograr el pc es super dificil y en la oficina no me alcanza el tiempo... ahora mi hijo no esta y aprovecho....

    un abrazo..

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:09 p. m.

    vamos concretando màs que dejando, vamos dejando sentires huellas y siembra, lo mas importante el regalo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida