Entradas

Mostrando las entradas de noviembre 21, 2013
Una gota de agua Una pequeña gota de agua cae sin parar sobre otra gota de agua, sin parar como un collar de perlas sin su cordón umbilical. Al observarlas detenidamente nada habrá cambiado, seguirán cayendo una trass otra, una tras otra como las penas sobre el mar, sobre el mar. Si la vuelves a contemplar te darás cuenta que el mundo se ha dibujado frente a tus ojos como cada mañana al despertar, al despertar. Jorge J. Flores Durán