Sin conocer su nombre

Sin conocer su nombre
---------------------------
Suelta su cabellera y la mueve
como un lazo buscando la cabeza de un animal,
yo imploro esa gota de su sudor
que se desplaza desde su frente hasta el último secreto,
usted no permite que mis labios toquen sus pechos
como señal de reconocimiento a tanto delirio,
y empuja mi torso sobre el lecho tras la amenaza de su cabellera
que la vuelve a soltar y la vuelve a recoger y la vuelve a soltar
que como un girasol recorre toda la pieza,
sus caderas desconocen al corazón
para seguir la cadencia de un galopar,
desplomándose sobre mi cuerpo
para entregarme el único beso,
sin haber conocido su nombre, en toda la noche.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo12:40 p. m.

    Poesía tomando el pulso cotidiano con una mirada plenamente reconocible y a la vez sutil, trabajada, personal
    Gracias amigo
    Por un fin de año en la cola de un 2014 donde la poesía avance hacia el cogobierno de lo humano
    Abrazos
    luis Weinstein

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:41 p. m.

    GUAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!
    que buena!!!
    un abrazo
    Juan carlos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:45 p. m.

    Querido Jorge:

    me recuerda aquellos tiempos adolescentes...¡Muy hermoso!
    gracias

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:06 p. m.

    Uf! Que sensual…que imaginación! es como, leer e imaginarse los acontecimientos. Felicidades, muy hermoso.
    Cariños,

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:30 p. m.

    Hola Jorge
    ¡Bellísimo poema!, Parece un sueño en las eternidades de la noche con su presencia y un beso único de sus labios ardientes, dejando solo su nombre "Amor". Un poema lleno de pasión y sentimientos.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:44 a. m.

    Que Bello poema,que Dios lo ilumine y lo inspire cada día mas.Bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:47 a. m.

    Bello tu decir, POETA! Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:48 a. m.

    es increible como le das vida y realce a cosas que se consideran sencillas...por eso me gusta. Gracias infinitas por seguir compartiendolo conmigo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6:42 p. m.

    Y cuánta magia hay en estas situaciones!, ¿verdad?
    Un abrazo salteño para estas Fiestas, Jorge,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés