Concerto

Allegro

Una hora de su presencia es insuficiente,
es suficiente en mis anhelos,
es insuficiente en la extensión de la vida,
es suficiente para mis ojos.

Adagio


Como una concertista ejecuta su belleza,
con calma, esperando el momento para mirarme,
siempre con la culpa de una religiosa
por no mirar siempre a su Dios.

Presto

Yo desde la sala disfruto su belleza,
como cuando miro al mar sonreír
luego tomo mis manos y las estrecho
al no entender la maravilla humana.

Cadenza

Yo no puedo amarlo a usted,
la sabiduría  y el amor me los he negado,
para sanar mi corazón herido
por las ortigas de sus palabras
que cuando yo las albergue en mi pecho
comenzó a sangrar hasta quedar vacía.
¡Oh amor mío!, usted sabe de mi dolor
pero yo sé de mi sufrimiento,
siga las aguas del río, que por lejanas que estén
ahí  encontrará el perdón al mal amor
¡Oh amor mío!, busque la paz a su tormento
será  mi dicha, al sentir que su culpa ha terminado.
Jorge J. Flores Durán .

Comentarios

  1. Anónimo11:12 a. m.

    Bravo!!!! Quisiera estar presente!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:46 a. m.

    Bravo! Bravíssimo!!!!!!! (de pie)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:29 a. m.

    Hola Jorge
    Maravilloso, bellísimo! cómo llena un corazón!. Un bello sentimiento que expande un corazón inspirando felicidad. Un concerto navideño entregando un mensaje de paz, amor y esperanza.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:30 a. m.

    Un discurrir conceos suñosptual y lúdico, como un río tan transparente como de colores mutantes, plenamente vivos,a punto de encontrar el secreto del sueño de los delfines siempre renuentes a hacerse dueños de la tierra
    ¿Lo ponemos en el semanario(virtual) Las Coincidencias, a punto de salir?¿ Te atreves a ser colaborador de ese semanario?
    felicidades
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:31 a. m.

    SERAS INMORTAL

    Quiero hacerte inmortal en mi poema.
    Pondré en el teclado notas cantarinas
    con arpegios de alondras y de olas
    y con mi loca fantasía sumaré cadencias
    tan suaves, tan eufónicas que pongan en tu oído
    la melodía más hermosa.

    Sé que gratificarán tus horas solitarias
    cuando mires el jardín que te rodea
    o al caminar te abras paso entre la niebla
    o el frío te recuerde una lejana llama
    que el amor tiene prendida
    y tú la ignoras.

    Regresarán a tu mente lares de tu tierra
    con todos los recodos: sus altivos montes
    sus calles polvorientas
    el cerro donde sonaban las campanas
    de la antigua iglesia.

    Entonces
    tal vez te invoque el piano, la guitarra
    y tus manos pulsen lo que en el alma aflora.

    Pondrás al sonido el encanto que perdura
    pues será tu obra una creación nueva
    ya imaginada e inmortal en mi poema.
    E:V:

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:31 a. m.

    Bellisimoooooo ¡¡

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7:32 a. m.

    hermoso,,,,hermoso

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:38 a. m.

    BELLO POEMA y muy musical...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:06 p. m.

    ooouch que pena da leerlo!...lo volviste a hacer Jorge....mil gracias!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:49 a. m.

    un abrazo junto con mi admiración por el don del uso de la palabra y su perseverancia y constancia en la creación de sus poemas , sabrá que toca mas de un alma y llena mas de un corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En relación al poema CONCERTO use el esquema de un Concierto Barroco, con sus tres movimiento y un "solo" que se llama Cadenza, que por lo general es un lamento. yo remplace la música por la palabra.
      Gracias un abrazo
      Jorge.

      Eliminar
  11. Anónimo11:13 p. m.

    Mi querido poeta, luego de haber leído este hermoso Concerto y darle mi felicitaciones, le deseo un año 2014 excelente lleno de salud ( por supuesto que física), prosperidad y mucho amor. Mis mejores augurios y bendiciones para usted y familia.
    Cariños,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés