Olvidamos mirarnos a los ojos.



Olvidamos mirarnos a los ojos

De tanto hablar y de hablarnos
olvidamos mirarnos a los ojos.
Las palabras se pierden entre las palabras
como el viento en el viento, como el agua en el agua.

De tanto hablar y de hablarnos
no supimos del silencio,
para beberlo gota a gota
en cada pausa, en cada pausa.

De tanto hablar y de hablarnos
nadie escuchó el ruido de  las puertas
que se cerraban
que se cerraban.

De tanto hablar y de hablarnos
dejamos los cuerpos postergados, desmayados
como promesa para el mes de marzo,
como otra forma de decir no más, no más.
Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo11:09 a. m.

    preciosos Jorge, sin lugar a dudas es el que mas me ha gustado de ti...tan ensimismados que estaban...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,quizás se necesita algo mas que palabras...?

      Eliminar
    2. Anónimo11:18 a. m.

      la mirada apasionada, la complicidad que se logra es suficientemente cuando hay una conexión entre dos personas...otro lenguaje.

      Eliminar
  2. Anónimo11:12 a. m.

    !Uy qué bello...!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:31 a. m.

    Muy cierto y muy lindo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:37 a. m.

    ¡ Muy hermoso!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:19 p. m.

    De tanto hablar y hablarnos, nos olvidamos de nosotros. Bello poema Sr. Poeta felicitaciones. Nunca deberíamos de dejar de mirarnos a los ojos…los ojos son las ventanas de nuestra alma. Lamentablemente olvidamos hacerlo.
    Mis cariños para usted y siga escribiendo tan hermoso

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3:19 p. m.

    Hermoso poema

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:44 a. m.

    Jorge, como muchas veces, tu poesía ha tocado mi alma, como si supiera que me ha pasado a mí.

    Gracias poeta

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:45 a. m.

    Hola Jorge
    Bellísimo poema! Olvidamos mirarnos a los ojos, porque los ojos nos emiten una energía que es la energía del alma, es la puerta de todo aquello que trasmitimos. Los ojos en la poesía se convierten en la lámpara del alma, de nuestras emociones.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre olvidados algo.... es por eso que hay recomenzar....
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Anónimo11:46 a. m.

    Gracias,Jorge
    Está en el pensar sintiente, una amistad que puede salvar al mundo
    Abrazos
    luis

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:12 a. m.

    Precioso!! Gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9:16 p. m.

    Precioso Muchas felicitaciones

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés