Inocencia para amar


Como una nube perdida en el desierto
y busca los cielos para renacer
inocencia para amar.
Creer en los libros sepias
extendidos sobre un pupitre
inocencia para amar.
Observar una fruta sobre una bandeja
para morderla en soledad
inocencia para amar.
Mirar el paso de las agujas  del reloj
sin saber si ha anochecido
inocencia para amar.
Soñar que las mariposas pueden tocar el cielo
para regresar a la flor después
inocencia para amar, inocencia para amar.
Suponer que todo es verdadero
y que todo lo falso es verdadero también
inocencia para amar, inocencia para amar.
Jorge J. Flores Durán.

Comentarios

  1. Anónimo12:51 p. m.

    Hermoso poema, Jorge.

    Alguna vez todos estos poemas, constituirán un libro, o más.

    Un fraterno saludo,

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:52 p. m.

    Hermosísimo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:53 p. m.

    Hola Jorge.
    Eso de "...como una nube perdida en el desierto..." me gusta y trae recuerdos de mis andanzas por Atacama.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:54 p. m.

    jorge: Te sugiero leer la Antología Poética "XXI poemas de amor a los ochenta años y una canción resignada" de este editor

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:07 p. m.

    Hola Jorge
    La inocencia para amar es bellísima, es como en los sueños de hadas, llenos de ilusiones y sin complejidades. La inocencia y su mirada cándida, sencilla, sin malicia alguna, es bella!.
    La inocencia y el amor siempre van juntos y la poesía nos muestra esa belleza.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias C.
      Tienes toda la razón "La inocencia y el amor siempre van juntos " pero también se pierden juntas.
      Un abrazo Jorge.

      Eliminar
    2. Anónimo5:17 p. m.

      Si, es la verdad los dos se mueren juntos
      saludos

      Eliminar
    3. Perder y morir son dos cosas distintas, si la inocencia se ha perdido con el amor se recupera, en cambio si el amor muere... la conclusión en evidente
      Saludos

      Eliminar
    4. Anónimo5:24 p. m.

      Si, tienes toda la razón, es así
      saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida