Miran y muerden

Miran y muerden.

Son sus ojos los que nos interpelan
como un alegato en la proa con dirección mistral.
El cielo comienza a llorar desesperadamente,
por su hermosura  perdida siendo sus ojos los culpables,
las mismas razones para mi desvanecimiento
a temprana edad usted jubiló al cielo abriendo su llanto
como un niño al sentirse perdido, abandonado,
son las razones del desvelo y de mi dicha.
Sus ojos miran y muerden, miran y muerden, miran y muerden
preparando mi cuerpo al deseo y luego al adviento
en sus ojos se encuentra:
el fuego y la dulzura, el fuego y la dulzura, el fuego y la dulzura
como el cielo generoso que acepta su relevo.
Olvide decir también, guardan la noche
cuando deja de mirarme, deja de mirarme, deja de mirarme.

Jorge J. Flores Durán 

Comentarios

  1. Anónimo10:34 p. m.

    Hermosohermosohermosohermosohermoso...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:35 p. m.

    Hola Jorge
    Un poema bellísimo donde los ojos a través de sus cristales que son la luz de la vida, la razón del existir, el amor florece bajo su mirada expresando sus sentimientos y anhelos. Cada amor tiene su mirada especial.
    cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Miran y muerden como parte de la vida.Estar atentos a sus señales
      Gracias saludos Jorge

      Eliminar
  3. Anónimo10:40 p. m.

    Lindo Jorge, muy lindo...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:14 a. m.

    Ah, qué bonito, Jorge.
    Y me pregunto: ¿qué pasaría si los poetas jubiláramos al Cielo?
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por concernirse un alegato en la proa con dirección mistral.

      Eliminar
  5. Anónimo10:05 a. m.

    Excelente !!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:22 a. m.

    Bello lirismo, POETA!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:23 a. m.

    Qué lindo poema querido Jorge, un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:23 a. m.

    el cielo es generosidad, como la cruz del alma... bello y reflexivo...saludos poeta!.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:24 a. m.

    creo uno de los mas bellos poemas que he leído tuyo, fascinante precioso!!!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:30 a. m.

    saludos mi amigo, os he leído su escrito...
    es enorme, como el aire y la tierra... una amiga me lo envió, Lili.
    y me encanto...espero seamos amigos y compartamos nuestras letras...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida