La lidia

La lidia

No sé, qué es lo que me intriga mas de usted
si la falta de sus brazos
o el saber por qué se aleja usted me mi,
como un barco al zarpar de noche
para luego llorar en las mañanas.

Antes clavó las tres estacas, todas en mi corazón
lunes, miércoles y viernes,
cuando usted viene por mi sal
y se llevaba todo, como un ronquido del mar
se llevaba todo como las hojas de un calendario.

No sé, qué es lo que me intriga mas de usted
si el sabor de sus labios o su silencio al besar
si su falta de cortesía al dejar la humedad de las sabanas
o el fuego de su mirada cuando regresa  a la lidia,
nuevamente sus tres hermosuras llegan al mismo lugar, mi corazón.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo8:20 p. m.

    ¿A qué se refiere la lidia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se refiere a la relación (fatal) entre el Torero(a) y el toro. El Torero(a) es el (la) único(a) que puede dar las estocadas al toro con el fin de darle muerte.

      Eliminar
  2. Anónimo8:25 p. m.

    Hermoso..!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:56 a. m.

    Hola Jorge
    Hermoso poema de amor, pienso que este amor ha dejado en este corazón clavados sus brazos, sus besos y su mirada que nunca se desprenderán de él.
    me interesaría saber el significado de Lidia en la poesía.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lidia es el circulo que se encuentra el Torero o Toreara con el toro, el primero tiene la facultad (legal) para darle muerte con estocadas (estacas) esto se estableció en el siglo XVII.
      A tu pregunta: La lidia es el lecho de amor.
      Un abrazo
      Jorge.

      Eliminar
  4. Anónimo3:15 p. m.

    Excelente la poesía de J. Flores D. Sutil, profunda, sugerente, bella.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:18 p. m.

    MUChas Bendiciones.Namastè.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:13 p. m.

    Hola Jorge...hermosoooo poema, bello, sugerente, sensual...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7:16 p. m.

    Hermoso poema, mis felicitaciones señor poeta.

    Cariños,

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7:17 p. m.

    Imposible aburrirse con semejante mujer, ¿verdad?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés