Me haces falta

Me haces falta

Me haces falta en la madrugada
cuando la luz comienza su viaje
como una ave rezagada -anterior-
me haces falta,
cuando comienzo a leer mis versos
y el aire helado azota mis mejillas
como el golpe mas terrible e inesperado
me haces falta,
cuando mis ademanes de poeta me delatan
y busco el ropaje del disimulo
para retener mi tristeza
me haces falta,
cuando la cafetera deja su canto
sin palabras entiendo que no estás
y siento mis manos frías, vacías.
Me haces falta
me  haces falta
me haces falta.
Como la nieve en las copas de los arboles
me haces falta
como la sonrisa en los labios
me haces falta
como el pañuelo para el saludo
me haces falta.
Me haces falta en la pena
me haces falta en el gozo
me haces falta en la pena
me haces falta  en el gozo.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo10:06 a. m.

    Hola Jorge
    Verdaderamente un poema hermoso, lleno de sentimientos que hacen vibrar nuestros corazones, todos llevamos a cuesta esta extrañeza amorosa y es como si nos sujetara a esta vida y se nos hace más amena ." Me haces falta" algo maravilloso, recuerdos y sueños que nos sonríen cada madrugada al despertar.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, El poema tiene el ritmo del latido del corazón
      "Me haces falta en la pena
      me haces falta en el gozo
      me haces falta en la pena
      me haces falta en el gozo"
      Saludos Jorge

      Eliminar
    2. Anónimo5:12 p. m.

      Hola Jorge
      Es cierto el corazón y sus latidos dicen mucho, es nuestra máquina que el amor la hace funcionar y vibrar con sus latidos y en este poema tuyo se muestra esta maravilla del corazón.
      saludos
      Carmen

      Eliminar
  2. Anónimo10:10 a. m.

    Mi querido poeta sus versos me han llegado al alma “ Me haces falta”,” mi tristeza”,” mis manos frías y vacías,” me haces falta en la pena, en el gozo me haces falta todo el tiempo. Profundo, bello….gracias por escribir.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:12 a. m.

    ....sencillamente hermoso.....

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:13 a. m.

    Oh, Dios, cuánto vacío. Dichoso de quien así ha podido sentir...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:14 a. m.

    ¡hermoso poema, Jorge! Así sentimos desesperados cuando la ausencia aparece.
    besos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:15 a. m.

    Gracias Jorge
    No faltas en tu afán generoso de obsequiar poesía
    Besos
    L

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:17 a. m.

    bellooooooo ..muy bello

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:19 a. m.

    Il est très beau,magnifique, félicitations

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:19 a. m.

    Gracias Jorge!!!
    Maravillosa imagen viva!!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:21 a. m.

    El ritmo es muy pausado, encantador

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:22 a. m.

    me uno a su bella marea de nostalgia Jorge! Gracias,

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:23 a. m.

    Melodiosamente tallado tu verbo, se deja mecer en el corazón! Mis cariños poeta, y muy agradecida de recibir tus creaciones!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:27 a. m.

    siempre me llegas al alma abrazos! y te comparto muacks!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10:31 a. m.

    grande amigo muchas gracias por tu poema le hace sentido a la vida
    en momentos en que las palabras se hacen mas que necesarias, que
    bien se expresa el sentimiento del poeta frente a la necesidad de los
    afectos genuinos.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:36 a. m.

    Me ha gustado tu poema, Jorge. En sencillez, comunicas una experiencia profunda. Así es, a veces las palabras se dejan ver demasiado en un poema y se pierde lo que palpita y está en el origen de la poesía que me conmueve; en cambio, hay otra -y la tuya entre todas- que es una suerte de susurro, pero tan cargado de verdad que las resonancias que provoca son intensas, mayores. No caen en vano en nuestra intimidad. Y es como si las palabras se rezagaran, se ocultaran para que aparezca lo otro, lo esencial: la humanidad cantada. Lo que importa, en definitiva.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:37 a. m.

    Que nostálgico poema, el otoño atraviesa por tus venas al igual que los pájaros en busca del nido...
    Siempre disfruto de tu poesía...
    Gracias

    ResponderEliminar
  17. Anónimo3:56 p. m.

    Que bello poema Jorge.
    Gracias por compartirlos.
    Saludos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés