Todo desaparece


Todo desaparece.

Lo que siento lo siento
y es suficiente
lo que tengo lo tengo,
y es suficiente
lo que veo lo veo,
y es suficiente...
lo que doy lo doy,
y es suficiente
lo que recibo lo recibo,
y es suficiente,
todo esto desaparece...
si usted desaparece
todo esto desaparece,
si usted desaparece
todo esto desaparece...
si usted desaparece,
todo esto desaparece...
si usted desaparece,

todo esto desaparece...
si usted desaparece.

Jorge J. Flores Duran

Comentarios

  1. Anónimo12:18 p. m.

    si usted desaparece el mundo detiene su incesante bullir

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:51 p. m.

    ¡uy!....mire bien..

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:53 p. m.

    Lo que siente, que tiene, lo que ve, lo que da, lo que recibe . Todo desaparece? Porqué? Puede la ausencia borrar tanto… por eso amo la naturaleza y la belleza que hay en ella, para así alegrar mi alma solo con ver los trajes coloridos de las flores, la belleza de los campos llenos de hermosos coloridos y las danzas de los árboles al sentir la música del viento.

    Cariños,

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:31 p. m.

    Hola Jorge
    Hermosísimo, todo desaparece, como la niebla llega, se va, como los sueños al amanecer, se desvanecen pero en el amor siempre quedan las huella de un recuerdo, de unas sonrisas, ese amor no desaparece del todo, solo que si aparece ese amor desaparece todo a su alrededor, solo ella y usted cuentan.
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por años la palabra "Desaparecer" la evite, porque se apodero de tantos momentos dramáticos, ahora la he vuelto a usar en su dimensión mas hermosa que son los sentimientos relacionados con la vida.
      Saludos Jorge.

      Eliminar
  6. Anónimo12:13 p. m.

    Que bonito!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9:05 a. m.

    Es el amor. tendré que ocultarme o que huir.

    Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, ,la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño?

    Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.
    Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido .los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz.

    Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.

    Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.
    Hay una esquina por la que a pasar.
    Ya los ejércitos me cercan, las hordas.
    (Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)
    El nombre4 de una mujer me delata.
    Me duele una mujer en todo el cuerpo.

    J.L. Borges, El Amenazado

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:28 a. m.

    sin duda la poesía es el pan del alma.
    gracias jorge por mantener la memoria.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida