Apareces

Apareces poco, 

pero apareces

das poco, pero das…
como las gotas ...de un gotario
das poco, pero das…
no quitas la sed
pero mojas los labios
apareces poco, pero apareces, 
das  poco, pero das…
Jorge J. Flores Durán


Comentarios

  1. Anónimo4:53 p. m.

    Se me retuerce el corazón
    Y así es como existen relaciones
    Escuetas palabras para describir la experiencia
    Bendiciones y gratitud Jorge

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:48 p. m.

    Muy bueno.
    Gracias por el envío.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:49 p. m.

    bella Jorge, bella

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:51 p. m.

    Jorge, me gusta tu poema, apareces..... muy poco
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:59 p. m.

    espero no ser la musa inspiradora, Jorge, jajaja

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:14 p. m.

    Hermoso!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9:38 p. m.

    Hola Jorge
    Un bello poema de amor, dice mucho, diríamos un amor de antaño con su recuerdo, que aparece de manera inesperada en un momento en que más lo deseamos, nos acompaña, pero ya no está, vuelve en un sueño, se goza y así sucesivamente, siempre se aparecerá dejando sus huellas
    Cariñosos saludos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:44 a. m.

    Hermoso,muy hermoso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:45 a. m.

    Gracias por tus sentires. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:59 p. m.

    suscribo plenamente.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1:01 p. m.

    Que lindo, te felicito!!!

    Saludos,

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1:25 p. m.

    Hola Jorge, estan muy buenos tus poemas

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:03 p. m.

    jorge, gracias,, me parece lindo, simple y profundo, cariños

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8:30 a. m.

    zurdatupa@gmail.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida