Los limites


Nadie

No acostumbro a escribir
a nadie  en particular,
en ese nadie,  usted no  está…
no acostumbro a hablar, a mirar
a decir, a sentir…
a nadie  en particular,
en ese nadie,  usted no  está…
¡¡No  está!! …no está,…no está.

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo11:01 p. m.

    Sugerente...me gusta.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:30 p. m.

    El limite es el súbito encuentro con ese trébol de cuatro hojas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi hay dos limites uno es el que se nos impone ese siempre se salta, otro son nuestros limites, es en "Ese nadie" donde no está lo absoluto, hay una puerta...
      Me gusta ese verso " el súbito encuentro" es la negación del encuentro y a su vez su afirmación, es una linea, es una declaración de la existencia.

      Eliminar
    2. Anónimo12:41 p. m.

      Jorge

      Gracias por invirtamos a entrar al pabellón de la poesía...el que me/ nos lleva a la morada existencial.

      Tu poema, al leerlo,me exigió comprender el acertijo del "limite" como la antesala de la magia.

      Eliminar
    3. Les quiero agradecer sus comentarios en relación a la conversación poética.
      Magarita, Luis y todos los azules (quiero incluir a Moira Brncic quien desde mucho tiempo comenta mis texto) veo en ustedes (nosotros) un lenguaje común un entendimiento, una sincronía esto es producto de los innumerables encuentros, en ellos se ha ido conformando un concepto poético muy promisorio “bien evidemmnet” a desarrollar.
      Desde “el pabellón de la poesía, a la morada existencial, con los Limites. El Nadie de Ulises al decir: ”Yo soy nadie, le dijo Ulises a Polifemo. Y lo confundió.” Es “como la antesala de la magia” La “madre, la co- incidencia”
      Un Abrazo Jorge.

      Eliminar
    4. Anónimo11:58 p. m.

      Querido Jorge
      Estás ayudando a que las coincidencias buscadas,como el que nos escribamos , vayan despertando las coincidencias significativas , las de una realidad hermana y así , poco a poco, va amaneciendo poesía vivida.
      Gracias
      luis Weinstein

      Eliminar
  3. Anónimo12:31 p. m.

    Hola Jorge
    Muy interesante el poema, y a la vez hermoso, me gusta mucho, ese nadie para mi está en los sentimientos de la persona, en general sería todo aquello que se quiere, que se desea pero no se puede alcanzar, está lejos, en el más allá o simplemente cerca pero inalcanzable.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:32 p. m.

    gracias amigo por las imagenes,,,abrazos,,,castillo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:33 p. m.

    GRACIAS POR EL POEMA, A PESAR QUE YO SI AUN ESTOY

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:35 p. m.

    Siendo madre, la co- incidencia ea la vida misma.
    azulados saludos

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:37 p. m.

    "No somos nada" ,suelen decir en España,mientras comen tapas.

    Gracias Jorge por tus generosos aportes

    Abrazos

    luis Wienstein.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis. Más coincidencias, cuando me hablabas de las tapas en España. Ese día en un aro en las tertulias aquí en Lo Barnechea, se me ocurrió preguntar "si alguien sabía hacer la Crema catalana?" se produjo un diálogo culinario-literario sin precedente en nuestro grupo, la comida y la lectura son dedos de la misma mano.

      Eliminar
  8. Anónimo12:38 p. m.

    Nadie
    Yo soy nadie ,le dijo Ulises a Polifemo. Y lo confundió.
    Soy Ulises le dijo, huyendo, soberbió . E inició su infortunio.
    10 años después, sabio, le reconoció a Penélope:
    Soy Ulises y soy Nadie .Y ella trenzó su experiencia:
    Eres Ulises, eres Nadie, eres Polifemo… eres Penélope.
    Luis Weinstein.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:25 p. m.

    Gracias por estar

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1:27 p. m.

    orge despeja entonces la incógnita

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2:30 p. m.

    Muy lindo Jorge; gracias!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:36 p. m.

    muy hermoso, cierto hay ausencias que reclaman
    la presencia de los siempre presentes que están
    en nuestra retina emocional, a veces de eso se
    trata de la presencia inconsciente de aquellos mas
    vitales en la memoria emocional.
    gracias por tu presencia en la vida de muchos.
    saludos y una muy buena semana.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo7:19 p. m.

    Querido Jorge
    Estás ayudando a que las coincidencias buscadas,como el que nos escribamos , vayan despertando las coincidencias significativas , las de una realidad hermana y así , poco a poco, va amaneciendo poesía vivida.
    Gracias
    luis

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:21 p. m.

    Desde “el pabellón de la poesía, a la morada existencial, con los Limites .No somos nadie estamos todos presentes ..Con la ventana ,el alma el cuerpo entre abierto por donde se cuela el aire tibio de agosto en París ¡ que buena que esta la vida !!!!
    Besos a todos

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7:21 p. m.

    Toda la poesía navega en medio de la existencia azul, camino, cielo, savia, nervadura; aire tibio de tu verano en Paris; la vida se cuela en nuestros labios como un beso.

    ResponderEliminar
  16. Tu versos son gráciles como una gota de agua..
    Jorge

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:22 p. m.

    La savia, el calorcito en un café de Paris, el privilegio que uno tiene de que existan estas amigas y amigos Saludos a la luna en el barrio latino, abrazos a la malicia anti malicia azulada, que siga el poema colectivo que inicia y reinicia Jorge, que lleguen lo ecos marinos de Moira, que nos cuente de mitos la Margarita , que sepamos de todas y todos

    ResponderEliminar
  18. Anónimo7:24 p. m.

    La poesia va construyendo su propio pabellón con los sueños y visiones
    de sus hijos, amantes y hermanos.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo10:25 p. m.

    |bien| ingenioso

    ResponderEliminar
  20. Anónimo11:05 p. m.

    Que el poema devuelva el alma
    Y el trajín se enamore del olvido

    ResponderEliminar
  21. Anónimo9:11 p. m.

    Si pues, escribes y lo primero que emerge es si uno lo ha encarnado y con quien, somos curiosos

    ResponderEliminar
  22. Anónimo9:15 p. m.

    Palabras de una enajenada.
    Que mal me siento… estoy tan mal que ayer no envié.... Explica eso mi situación actual?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés