La arrogancia.


Yo a usted la observo,
yo a usted la observo
y la vuelvo a observar,
y no dejo de  repetir
de repetirme:


“Yo soy el hombre 
que su cintura necesita…”

el ensamblaje perfecto,
para un viaje directo al sol.

Jorge J. Flores Durán.

Comentarios

  1. Anónimo8:55 p. m.

    Jorge: me encanto este poema. Espero que estés bien,besos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:56 p. m.

    Buen poema, Jorge. Gracias
    Francisco Vejar

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:47 p. m.

    Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:47 p. m.

    El poder mental lo es todo, mi arrogante amigo, ja ja ja

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:49 p. m.

    El poder mental lo es todo, mi arrogante amigo, ja ja ja

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:53 p. m.

    Gracias Jorge
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:53 p. m.

    Gracias Jorge, no creo que esté escrito para mì, pero gracias por compartirlo..¿como estás?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:13 p. m.

    lindo... me encantó!!!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:14 p. m.

    Muy bonito, feliz finde

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1:15 p. m.

    muy arrogante y audaz, jajajaj

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1:17 p. m.

    Hola Jorge
    Muy hermosos el poema, bellísimo
    Te mando: Cada vez que pienso


    Cada vez que pienso

    Cada vez que pienso
    me duele el alma,
    grito al tiempo
    para que me mande
    su plácido rayo de recuerdos.

    Cada vez que pienso
    se oscurece mi corazón,
    grito al tiempo
    para que detenga
    el dolor que me ahoga.

    Cada vez que pienso
    llueve tristeza,
    grito al tiempo
    para que saque el luto
    y la pena que me aflige.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3:09 p. m.

    ... el placer del vouyer en la mira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo creo que en Chile son muy voyeristas, Lo digo pues cuando cantan la canción nacional miran a la bandera, ¡Plop!

      Eliminar
  13. Anónimo6:41 p. m.

    es para mi?

    ResponderEliminar
  14. Anónimo6:45 p. m.

    es de anhelo aspiracional por el primer mundo me parece, para que todos los miren, de reojo si fuese necesario; se la imaginan más bonita que la francesa inclusive, de ahí que hacen como que cantan al emblema, pero me tinca que en el fondo andan con tortícolis de tanta práctica vouyer.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo6:47 p. m.

    Hola Jorge:
    Son muy buenos tus poemas.
    Saludos y cariños,

    ResponderEliminar
  16. Anónimo8:41 p. m.

    Notable, Jorge, con un hilo mágico, tal vez hijo de una flor, tocas a
    la arrogancia con un humor tan suave como transformador y la
    arrogancia se hace mariposa de un dia con alas dotadas de dibujos de
    mariposas desprendiéndose , vivos, sonriendo con tanta alegria como
    sencillez , con sol y con la cintura del ser,

    ResponderEliminar
  17. Anónimo3:28 p. m.

    Muy bien, bien empoderado je je !!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  18. Anónimo5:04 p. m.

    Yo a usted lo admiro.

    Y lo admiro porque en la poesía uno desnuda el alma y anque lo que se escribe es conjetura y trizadura, es uno mismo ahí trizado y lanzado al mundo, a la vida y a la muerte y a lo que “no conocemos y apenas sospechamos”, y a la arrogancia de creernos poetas
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  19. Anónimo5:59 p. m.

    genial muy hermoso.
    saludos.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo10:38 p. m.

    Estimado Jorge .... mas que interesante una delicia literaria !!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés