Agua con agua es agua, pena con pena es pena.

Los anillos que lleva usted en sus manos
son dos anclas, dos anzuelos ―contorsionados―
los anillos que lleva usted en sus manos
la dejan al fondo del mar.
Entonces sus lágrimas que fueron mudas en la tierra
ni con su llanto la hará escuchar,
agua con agua es agua, pena con pena es pena…
y usted que sí ha llorado
…ya ya se habrán olvidado de usted,
agua con agua es agua, pena con pena es pena.
(Bis).

Jorge J. Flores Durán

Comentarios

  1. Anónimo8:41 p. m.

    Gracias Jorge!!!
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:45 p. m.

    Que triste...así es a veces, pero aún queda la alegría

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:48 p. m.

    Muchas gracias Jorge...siempre es bienvenida la poesía en mi vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:49 p. m.

    Me parece salido de mí, en estos momentos de mi vida, me resuenan como un mantra.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:49 p. m.

    GRACIAS JORGE ES UN BELLO POEMA......
    NOS VEMOS

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:08 a. m.

    Qué bonito!, parece una canción de ronda triste...................

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:13 p. m.

    …este es precioso!!!……lo leo y me siento como si estuviera en la casa de Bernarda Alba…como uno más de esos personajes, con dolor, con ritmo, mirando un paisaje de casa de cal blanco…..que de imágenes tu poesía….!!

    Cariños!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:06 p. m.

    …este es precioso!!!……lo leo y me siento como si estuviera en la casa de Bernarda Alba…como uno más de esos personajes, con dolor, con ritmo, mirando un paisaje de casa de cal blanco…..que de imágenes tu poesía….!!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3:06 p. m.

    Qué bonito!, parece una canción de ronda triste...................

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:03 p. m.

    Querido Jorge
    Di vueltas por rastros queridos. me quedé recién con Orfeo

    Amor y anillo



    E l mar llevó un anillo al río.

    La ninfa del río lo tomó.

    Lo llevó a su sentir.



    Orfeo, muerta su amada,

    Moribundo de triste,

    Vió el anillo en la mirada de la ninfa.



    Poeta , al fin, partió donde los muertos,

    Trajo a la a la amada,

    Siguiendo al anillo.



    A la luz del día,

    La amada lanzó el anillo al mar:

    Volvió a la noche.



    Abrazos

    luis

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Luis. Bello poema profundo parecido al mar, que nos muestra los anillos sin cesar

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9:46 p. m.

    Maravilloso,Jorge:

    el mar
    muestra sus anillos
    sin cesar

    saluda al sol amarillo
    sin dejar de bogar

    Hace un tiempo un amigo perdió su anillo en la aena de una playa. Volvió un año después. Anunció teatralmente que lo encontraría , hundió una mano en la arena y...la sacó exhibiendo el anillo,
    abrazos
    luis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Charles Baudelaire … la carta suicida

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés