Las palabras.

A pesar de la levedad de las palabras éstas no logran cubrir lo tácito, lo imperceptible, el sentido final de la vida.

Jorge Flores Durán.

Comentarios

  1. Anónimo11:53 a. m.

    si es cierto, solo existe existe una PALABRA ante la cual
    podemos tener palabras que nos ayuden a comprender
    algo de aquello que buscamos como sentido y que nos
    ayude a contener la experiencia de existir.
    hartos saludos y que tengas una muy buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:12 p. m.

    ¡Bien!

    Jaime Hales

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:47 p. m.

    Pucha, pareciera, querido Jorge Jacques, que las palabras cubren el sentido y uno tuviese que descubrir, develar, a cada paso un camino no hecho, el vector no trazado del sentido... ¿Cómo emerger a esa mirada si estamos ocupados en nuestras exploraciones, sumergidos en el misterio, en la incertidumbre, viviendo? La ilusión del encuentro del sentido es otro vestigio más de control, omnipotencia y narcisismo humano.... Pareciera que el sentido emerge cuando ya se ha vivido lo que se ha vivido. Y ahí uno dice ¡ajá! era por eso...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:50 p. m.

    Para eso son los mantras!

    ResponderEliminar
  5. Lo inefable se queda en el suspenso
    la palabra no alcanza lo recóndito
    hay tantas ideas vagabundas
    merodeando el universo
    eLIANA

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3:05 p. m.

    Este es un pensamiento a lo grande. Qué otra cosa decirte, poeta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por escribirme. Te responderé a la brevedad. Jorge J. Flores Durán

Entradas más populares de este blog

Toni Morrison

Aleucse, o escuela al revés

Charles Baudelaire … la carta suicida